martes, 22 de junio de 2010

curso de arqueria ecuestre

Este fin de semana se ha celebrado en nuestra comarca el curso ecuestre, impartido por Abdul Majid Christian Schrade y Cristobal Martin.


Nuestro club como nos comprometimos, aportamos los parapetos.



El sábado por la mañana llevamos los parapetos a la finca la Yeguada del Tietar, donde se iba a celebrar la actividad, con nuestra consiguiente curiosidad.

La finca impresionante, un campo de polo, con una medida aproximada de 500 metros de largo por 400 de ancho, con todo el Almanzor dominando, con la garganta del Raso bordeando dicho campo.

Nos apuntamos a los estiramientos para fortalecer hombros y sobre todo los aductores (los músculos más potentes de nuestro cuerpo, que no sabía que los teníamos hasta que no he montado a caballo) después de estos ejercicios lo siguiente fue practicar la colocación de las flechas para su uso desde el caballo y la colocarlas en el arco sin mirar para poder disparar al galope.

Nos dirigimos hacia los parapetos para practicar; personalmente abandoné pues todo iba encaminado hacer los disparos lo más rápidos posible, cuando últimamente estoy intentando anclar y pararme antes de soltar.

El domingo por la tarde volvimos para recoger los parapetos y nos ofrecieron montar en los caballos y probar a tirar (todavía tengo agujetas en esos aductores poco entrenados).

Lo mejor fue cuando la pareja empezó a montar y disparar con los arcos, una maravilla la compenetración con los animales, Cristobal arrastraba un saco con uno de los caballos, a Abdul Majid, le dejaron una yegua de polo, fue para verlo y sentirlo un “espectáculo”, ahora me puedo imaginar a los guerreros de Gengis Kan invadiendo toda Europa a caballo y disparando flechas.

Aunque la asistencia no fue la esperada, asistimos a una modalidad sorprendente y tuvimos la oportunidad de conocer a un Guerrero (no un mercenario, sino más estilo Castaneda que busca su realización a través del arco y los caballos.